Trabalenguas largos para niños

Coge aire y aprende trabalenguas largos con rima

Menuda mandarina María merendó, menuda merienda que se zampó. Mirando la madarina Macario pensó que una manzana sería mejor. Menuda mandarina María merendó, menuda manzana Macario se zampó. Mirando la mandarina y la manzana, Mariela opinó que un melocotón sabría mejor. Menuda mandarina María merendó, menuda manzana Macario se zampó, menudo melocotón Mariela devoró. Mirando la mandarina, la manzana y el melocotón Marcelo pensó que un membrillo estaría mejor.  Menuda mandarina María merendó, menuda manzana Macario se zampó, menudo melocotón Mariela devoró, menudo membrillo Marcelo tragó. Y tras la merienda nada quedó: ni mandarina ni manzana, ni membrillo ni melocotón.

Frente a la fuente de enfrente, la frente Fuensanta frunce; Fuensanta frunce la frente frente a la fuente de enfrente. ¿La frunce, o finge fruncirla? ¿Fingir Fuensanta fruncir? ¡Fuensanta no finge, frunce! ¡La frente frunce Fuensanta! Frunce Fuensanta la frente frente a la fuente de enfrente.

Hubo un corsario rudo, tozudo, caretiorejudo, pancibarrigudo, frenticabezudo, barbipelanbrudo que hacía tempestades soplando un embudo. Y tenía un amigo mudo, huesudo, cuellicogotudo, ojituertiagudo, pernetipeludo, luerguipatilludo que hundía los barcos con sus estornudos.

La cosaquez, ¿qué cosa, qué cosa es? ¿Acaso es común que un cosaco cosa un saco mientras cerca una cosaca cose y cose una casaca? ¡Qué caso! ¡Qué cosa! A la hora del ocaso el cosaco y la cosaca cosen juntos un saquito, Tal vez venga un cosaquito. ¡Qué cosa! ¡Qué caso! ¡Qué casa! ¡Qué saco! ¡Qué caso raro el de la cosaquez!

Señor: Pedro Pero Pérez Crespo, ¿dónde mora? Porque en esta Villa, tres Pedro Pero Pérez Crespo había. Pedro Pero Pérez Crespo el de arriba, Pedro Pero Pérez Crespo el de abajo, y Pedro Pero Pérez Crespo el de fuera de la Villa. Yo no busco a Pedro Pero Pérez Crespo el de abajo, Yo no busco a Pedro Pero Pérez Crespo el de arriba, ni a Pedro Pero Pérez Crespo el de fuera de la Villa, sino a Pedro Pero Pérez Crespo Crespín, que tenía una yegua y un rocín. Crespa la cola, crespa la crín y crespo todo el potrinquín. 

Una vieja tecla, mecla, chiririgorda, sorda y vieja, tenía siete hijos teclos, meclos, chiririgordos, sordos y viejos. Si la vieja no hubiera sido tecla, mecla, chiririgorda, sorda y vieja, los hijos no habrían sido teclos, meclos, chiririgordos, sordos y viejos.

Hay un hoyo, hay un hoyo, hay un hoyo en la orilla del mar. Hay un palo, hay un palo, hay un palo sembrado en el hoyo en la orilla del mar. Una rama, una rama, una rama enganchada en el palo sembrado en el hoyo en la orilla del mar. Una chica, una chica, en bikini, en bikini, una chica en bikini sentada en la rama enganchada en el palo sembrado en el oyo en la orilla del mar. Hay un loco, hay un loco, hay un loco mirando a la chica en bikini sentada en la rama enganchada en el palo sembrado en el hoyo en la orilla del mar. Y la poli, y la poli, y la poli vigila al loco que mira a la chica en bikini sentada en la rama enganchada al palo sembrado en el hoyo en la orilla del mar.

Esta es la historia de la madre, loable, pericotable, tarantantable que tenía 4 hijos Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo. Un día la Madre loable, pericotable, tarantantable llamó a sus 4 hijos Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo y los mandó al Monte Godonte, pericotonte, tarantantonte a buscar una liebre gotiebre, pericotiebre, tarantantiebre. Fueron los 4 hijos Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo y trajeron la liebre Gotiebre, pericotiebre, tarantantiebre. Esta es la historia de la madre loable, pericotable, tarantantable que tenía 4 hijos Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo.

Por los mares de la China, de la China de Pekín, una china chincha mucho con un junco chiquitín. Al que pilla le machaca y le chafa el peluquín  y le pincha con chinchetas y le roba su botín,  o le plancha los chichones mientras choca su chinchín.

Amigo mío, compra buena capa parda, que el el que buena capa parda compra, buena capa parda paga; que esté bien hilada, bien bordada y bien acortapizada; si no está bien hilada, bien bordada y bien acortapizada, se llama al hilador, al bordador y al acortapizador, para que la hile, la borde y la acortapice mejor.

Otras actividades

Diviérte con otras actividades de Pocoyó

Adivinanzas

Disfruta de un montón de adivinanzas para niños con respuesta sobre diferentes temáticas.

Cuentos

Descubre una infinidad de cuentos para niños en los que aprenderéis valores, nuevos conceptos y otros conocimientos.

Manualidades

Disfruta de un montón de manualidades de diferentes temáticas y materiales.

Trabalenguas divertidos de larga duración

Descubre simpáticos trabalenguas largos para niños de 4 y 5

Cualquier aprendizaje se hace más fácil si resulta entretenido ¿verdad? Pues ¿a qué esperas para aprender a vocalizar con los trabalenguas largos con rima que te ofrecemos a continuación? 

¿No tienes claro que es un trabalenguas? Pues te sacamos de dudas. Un trabalenguas es una composición de de frases que de forma conjunta son difíciles de pronunciar. La razón de esa dificultad radica en que poseen sílabas y fonemas muy similares junto con otras palabras inventadas.

Esta magnífica herramienta educativa se viene transmitiendo de generación en generación desde tiempos muy antiguos y tienen un gran éxito entre los públicos de todas las edades. Estos juegos de palabra no tienen una edad concreta, admiten desde niños pequeños a abueletes que quieran mantener su mente ágil y despierta.

¿A qué seguro que ahora te suena un poco más? Fijo que alguna vez has escuchado a los abuelos o a tus padres decir

Trabalenguas largos para niños
"Tres tristes tigres comen trigo en un trigal". ¿Es así? Pues eso es un trabalenguas popular y cortito pero hay infinidad de trabalenguas más que podrás conocer en este sitio web. 

A continuación, en esta página vas a encontrar una colección de trabalenguas divertidos de larga duración. Por su extensión es más difícil enunciarlos sin equivocarse. Así que si es la primera vez que juegas, quizás te interese más comenzar por otros trabalenguas más breves para ir cogiendo soltura.

Si por el contrario eres un veterano en cuanto a trabalenguas para niños largos se refiere, comienza seleccionando uno y leyéndolo hasta entender su significado. La siguiente vez que lo leas intenta hacerlo un poco más rápido y así de forma sucesiva hasta que consigas decirlo de forma rápida sin titubear ni hacer pausas. Esto es lo divertido del juego.  

Si te has decidido a disfrutar durante un rato con esta actividad, ve tomando aire; para decir cada uno de los trabalenguas extensos lo más rápido posible. Lo vas a necesitar por su longitud. 

¿Hasta el momento has jugado solo a los trabalenguas largos de primaria? Pues ahora anima a algún amigo o familiar a jugar contigo y la diversión será aún mayor compitiendo y riendo juntos. ¡Es un juego que podríamos apostar que te encantará y originará unas cuantas carcajadas!

Cuando termines con este listado puedes seguir riendo y aprendiendo con la colección de trabalenguas graciosos que tenemos para ti y cuando te canses puedes distraerte coloreando online, resolviendo un puzzle o elaborando una simpática manualidad. 

¡Verás qué sencillo resulta aprender a hablar con naturalidad gracias a los trabalenguas largos para niños de 2 y 3 años!

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en este sitio web y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

Configuración de Cookies Consiento el uso de cookies

Hello World!
X