Trabalenguas graciosos para niños

Lo pasarás genial intentando pronunciar estos trabalenguas hechos con gracia

¡Novedad!

Arana era un hombre rana, amigo de la rana rara. La rana rara era rosa pero amiga de Arana. 

Dicen que dan doce docenas de dulces donde dar debieran diez discos dorados. Si donde debieran dar discos dorados den dulces o donas, las dudas duplican por dones mal dados.

La nana de Ana le canta a la luna. A la luna le canta la nana de Ana, una nana, nanita, nana. Una nana le canta a la luna la anciana nana de Ana.

No hay quien me ayude a voces a decir tres veces ocho: ocho, corcho, troncho y caña, caña, troncho, corcho y ocho.

Para poner pálidos los pulcros párpados de Pepita, pónganse pasteles pútridos en pérfidos papeles impolutos. Pónganse en impolutos papeles pérfidos pasteles pútridos para los párpados pulcros de Pepita palidecer permanente y propiamente.

Sobre el triple trapecio de Tripoli trabajan, trigonométricamente trastrocados, tres trapecistas trogloditas, tropezando atribulados con el trípode triclinio y otros trastos triturados por el tremendo tetrarca trapense. 

Tengo una muñeca despezcuecipelicrespa, ¿quién la despezcuecipelicrespará?  El despezcuecipelicrespador  que la despezcuecipelicrespe,  buen despezcuecipelicrespador será.

Trae el trasgo el trigo a través del trigal, y un troll traicionero le roba el cereal. El trasgo travieso trota tras el troll y trota que te trota, trepa que trepó, trata de atraparlo pero se escapó. Traía el trasgo el trigo a través del trigal pero el troll traicionero le robó el cereal.

Desatascando un atasco un fontanero se hallaba, su tasca es el desatasco, con casco o sin casco, con asco o sin asco, y desatascó aquel atasco sacando lo que atascaba.

Para la Lola una lila le di a la Adela, mas la tomó la Dalila y yo dije: ¡Hola, Adela! Dile a Dalila que dé la lila a la Lola.

Por ese camino iba un hombre con colchones y cajones; si atendía los colchones se le caían los cajones, y si atendía los cajones se le caían los colchones.

El tío Timoteo se detiene ante la tienda que tiene el tío Tiacano para comprar tinta que tiñe el cristal.

Otras actividades

Diviérte con otras actividades de Pocoyó

Adivinanzas

Disfruta de un montón de adivinanzas para niños con respuesta sobre diferentes temáticas.

Cuentos

Descubre una infinidad de cuentos para niños en los que aprenderéis valores, nuevos conceptos y otros conocimientos.

Manualidades

Disfruta de un montón de manualidades de diferentes temáticas y materiales.

Trabalenguas divertidos para disfrutar

Distráete con trabalenguas cortos y graciosos para niños

¿Quieres pasar un rato realmente divertido? Te proponemos un entretenido juego de palabras con el que seguro que se desatan algunas sonrisas y carcajadas. Sí, no sabemos en qué estarás pensando, pero vamos a jugar a los trabalenguas graciosos. ¿Te animas?

Si ya de por si los trabalenguas resultan chistosos por la alta probabilidad de equivocarnos al enunciarlos, imagínate lo divertida que puede ser esta actividad si además la abordamos con trabalenguas hechos con gracia. Las risas están garantizadas a montones.

Los trabalenguas son un recurso didáctico que no necesita material alguno y que viene transmitiéndose desde hace siglos en las familias a través del boca a boca. Consisten en un conjunto de frases que poseen palabras que riman y que suenan muy similares por lo que puede resultar complicado decirlas de forma consecutiva y rápida sin equivocarse. A veces además suelen incluir también alguna palabra inventada que crea aún mayor confusión. ¿Crees

Trabalenguas graciosos para niños
que tienes fluidez de palabra? Ahora puedes descubrirlo con estos trabalenguas para niños graciosos.

Te dejamos a continuación una recopilación de simpáticos trabalenguas con cierta dificultad de pronunciación. Encontrarás trabalenguas cortos graciosos y otros de mayor extensión. Te recomendamos comenzar por los que sean más cortitos para ir ganando práctica y fluidez. 

Tendrás que leer los enunciados propuestos en voz alta lo más rápido posible sin que se te trabe la lengua. ¿Crees que podrás conseguirlo? Parece muy fácil, pero a mayor velocidad resulta más complicado recitarlos. A continuación, compruébalo ti mismo. Comienza leyendo con calma y entendiendo el significado de las frases y en las veces consecutivas da una mayor velocidad a la lectura. Es normal que te equivoques, forma parte de lo divertido del juego. Inténtalo muchas veces hasta que te salgan de un tirón. 

Si los memorizas podrás luego presumir delante de tus amigos o familiares de tu facilidad lingüística. Recuerda que también es un juego ideal para afrontarlo a modo de competición con quien te apetezca echar unas carcajadas. Para que te resulte aún más chistoso puedes jugar en grupo a ver quién consigue entonar trabalenguas populares con más rapidez y fluidez. ¡Venga!, que empieza la diversión de los mejores trabalenguas graciosos

¿Te has quedado con ganas de más? ¿Por qué no pruebas a intentar enunciar los trabalenguas con la letra R? La R es una de las letras más complicadas para los más pequeños pero seguro que aprenderla de una forma divertida facilita el trabajo mucho. 

Si quieres descubrir otras actividades interesantes para niños puedes distraerte con simpáticas adivinanzas, resolviendo entretenidos puzzles online o jugando en Mundo Pocoyó. 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en este sitio web y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

Configuración de Cookies Consiento el uso de cookies